Campeonato del Mundo en piscina corta. Doha. Últimas series eliminatorias

07.12.2014 21:58

Quinta y última jornada de eliminatorias de estos Mundiales en piscina corta de Doha, que se han venido celebrando desde el pasado miércoles, hasta hoy domingo, con un gran éxito que pone en evidencia que la natación continua progresando a grandes pasos, y que el límite humano todavía está por descubrir. La profesionalización (o, por decirlo mejor, cierta profesionalización) está dando muy buenos resultados, y esto ha podido verse, por lo menos en piscina corta, en la capital qatarí. Ahora veremos si la próxima reunión de alto nivel, los Mundiales de Kazan, confirma este gran progreso en piscina larga.
 
La actuación de la delegación española esta mañana se ha resumido a la de Jessíca Vall en 200m. braza, y que se ha traducido en un decimoquinto lugar, 2,21”66, con parciales de 32”74, 1,08”85 y 1,44”99, un nuevo récord personal, que justifica plenamente su actuación, ya que pedirle una final era excesivo, teniendo en cuenta que ha sido la rusa Maria Astashkina la que ha señalado el paso a la final con unos excelentes 2,19”71, mientras los mejores tiempos han sido para la japonesa Kanako Watanabe, 2,18”45, por delante de la otra rusa, Vitalina Simonova, 2,18”80, y la inesperada canadiense Kierra Smith, 2,18”95, para una final que veo muy abierta, sin una favorita clara, aunque la danesa Rikke Pedersen es la más veterana, y no lo digo por su edad, sino por su “saber hacer” en esta prueba.
 
Récord mundial ya de entrada, cuando el cuarteto holandés ha señalado el mejor tiempo del 4x50m. crol con 1,35”74, desbancando los anteriores 1,37”04 de un cuarteto danés en diciembre del 2013; Esmee Vermeulen 25”09, Ranomi Kromowidjojo 23”01, Maud van der Meer 23”89, e Inge Dekker 23”75, han sido las protagonistas del récord, y son las máximas favoritas de esta tarde, tanto para ganar como para volver a batir su récord; segundas han sido las francesas, 1,37”76, seguidas de las norteamericanas, 1,37”87, con las brasileñas, 1,40”12, a señalar el paso a la final. Ryosuke Irie, el japonés, ha sido la mejor marca de los 200m.espalda, bajando de los 1,50”, 1,49”57, seguido de los dos norteamericanos, Tyler Clary, 1,50”05, y Ryan Lochte, 1,50”35, con otros dos hombres en el 1,50”, y el polaco Radoslaw Kawecki señalando el paso a la final, 1,51”44, en la que, creo, jugará un importante papel a pesar de este paso a la final “por los pelos”.
 
Otro japonés, Daiya Seto, ha señalado la mejor marca de los 200m.mariposa, incluso con nuevo récord del campeonato, 1,50”82 (anterior de su compatriota Kazuya Kaneda, el vencedor en Estambul-2012), por delante del veterano polaco Pawel Korzeniowski, 29 años y 1,51”24, con el gran favorito, el sudafricano Chad LeClos, tercero con 1,51”37 (que aspira a conseguir el triplete, después de sus títulos de 50 y 100m.), mientras otro veterano, este con 30 años, el ruso Nikolay Skvortsov, ha señalado el paso a la final con 1,52”67. Apretada final va a ser la de los 200m.crol, en la que tres mujeres han señalado los mejores tiempos en los 1,52”, por lo que puede estar en peligro el récord mundial de la italiana Federica Pellegrini (1,51”17 en diciembre del 2009); la holandesa Femke Heemskerk ha señalado el mejor, 1,52”54, seguida de la sueca Sarah Sjöström, 1,52”60, y de la húngara Katinka Hosszu, 1,52”73, que a buen seguro querrá despedirse “a lo grande” de estos Campeonatos, ganando un quinto título, y confirmando, además, su supremacía en estos campeonatos, su compatriota Evelyn Verraszto ha señalado el paso a la final con 1,54”80.
 
Los dos relevos de 4x100m.estilos han dado los mejores tiempos a los franceses, 3,23”97, por delante de australianos, 3,24”62, y rusos, 3,25”02, con los británicos señalando el paso a la final con 3,26”81, mientras las mujeres danesas, que han nadado con su equipo titular (aunque no se hayan empleado a fondo), han hecho el mejor tiempo, 3,52”90, por delante de japonesas, 3,53”14, y australianas, 3,53”66, con las rusas señalando el paso a la final con 3,55”77, desbancando de la final a las norteamericanas, novenas con 3,56”39, y chinas, décimas, 3,57”06. Como en todos los relevos es difícil hacer un pronóstico, ya que muchos equipos lanzan suplentes al agua, por lo que se hace difícil, si no imposible, conocer su verdadero potencial con respecto a las eliminatorias.
 
Fuente: Guillem Alsina

Volver

© 2014 Todos los derechos Amigos de la Natación.

Crea una página web gratisWebnode