Juegos Asiáticos 2014 en Incheon

19.09.2014 00:07

Este próximo domingo, 21 de septiembre, y durante cinco jornadas más, se inician las pruebas de natación correspondientes a la 17 edición de los Juegos Asiáticos, que se disputan en la coreana Incheon, entre mañana viernes y el 4 de octubre.
 
Los Juegos Asiáticos son un producto del proceso de descolonización que se produjo en el continente asiático a partir del 1945, y tuvo sus “prolegómenos” en los años inmediatamente anteriores al de 1948, cuando G.D.Sondhi, representante del C.I.O. en la India (aunque colonia del Imperio Británico, la India, como muchas otras de sus colonias, tenia Comité Olímpico propio, y participaba en los JJ.OO. con equipos propios e independientes de la metrópoli), inició los contactos para hacer realidad la idea de organizar unos Juegos Continentales. El 12-13 de febrero de 1949 (ya con la India independiente), y en una conferencia bajo la presidencia del Maraja de Patiala, Presidente del C.O. de la India, nueve países (Afganistán, Burma, Ceylán, Indonesia, India, Nepal, Pakistán, Filipinas y Siam), se pusieron de acuerdo para fundar la A.G.F. (Asian Games Federation) y disputar la primera edición de dicha competición. Se escogió un anagrama para estos Juegos (un sol naciente, con, en su parte inferior, una serie de círculos entrelazados, en número igual al de países miembros de la organización, y una divisa, “even onwards” (es decir, siempre adelante).
 
Prevista la primera edición para el año siguiente, 1950, en la ciudad de Calcuta, tuvo que suspenderse por las violentas inundaciones provocadas por el monzón de aquel año. Del 4 al 11 de marzo de 1951, se disputó finalmente aquella primera edición, con una presencia harto pobre de participantes, 489, de los cuales solo 31 eran mujeres, representando a 11 países (Afganistán, Ceylan, Islas Filipinas, Japón, India, Irán, Singapur, Indonesia, Myammar, Nepal y Tailandia), con resultados muy discretos, sobre todo porque en aquel tiempo el deporte asiático estaba prácticamente limitado al Japón, las Islas Filipinas, y poco más. No participa en esta primera edición el Pakistán, ya que, pese a ser de los países fundadores de la A.G.F., no tiene relaciones diplomáticas con la India, desde el momento en que ambos países accedieron a la independencia.
 
Conservando la secuencia cuatrienal prevista, años pares no olímpicos, la segunda edición se disputó en 1954, con sede en Manila, capital de las Filipinas, con participación más numerosa, 914 atletas de 19 países, mientras la tercera se disputaba en Tokio, en 1958. La cuarta edición organizada en Djakarta, capital de Indonesia, quedó marcada por la exclusión de las delegaciones de las Islas Filipinas, Israel y la Isla de Formosa (también conocida como Taiwan o China Nacionalista, aunque modernamente se la conoce como China Taipeh), que, con el visto-bueno de los Estados Unidos, habían ayudado a expulsar a la China Continental de la Organización de Naciones Unidas.
 
Estas expulsiones vulneraban, como era lógico, la Carta Olímpica, razón por la que el C.I.O. expulsó, a su vez, a Indonesia del movimiento olímpico. Esta circunstancia fue aprovechada por toda una serie de países del área del sudeste asiático, la misma China Continental, pero también un país como Albania (situada políticamente dentro de la órbita maoista) para fundar un nuevo organismo deportivo (aunque más bien podríamos tildarlo de deportivo-político, o político-deportivo) conocido como GANEFO (anagrama de GAmes of the NEw Forces Order, es decir, Juegos del Nuevo Orden de Fuerzas), que intentó atraerse nuevas adherencias, sobre todo entre países del denominado “Tercer Mundo” (Asia y África), enfrentándose al C.I.O., acusándolo de estar al servicio del deporte capitalista e imperialista. Digamos que, a pesar de todos sus esfuerzos, estos Juegos GANEFO; no pasaron de la tercera edición, sin conseguir adhesiones importantes.
 
Las quinta, 1966, y sexta, 1970, ediciones se disputan ambas en Bangkok, mientras la séptima tomaba el camino opuesto al sudeste del continente, para disputarse en aquel Teherán que bajo el férreo dominio del Sha de Persia, empezaba a desmantelarse y a preparar el cambio de régimen. Nuevamente Bangkok organiza una edición, su tercera en doce años, una ciudad que parece haberse convertido en “refugio” de los Juegos cuando los avatares políticos de la región hace difícil encontrar quien los organice.
 
En esta octava, 1978, sin embargo, hay problemas graves, problemas que acaban con la expulsión de Israel de la A.G.F. “Razones de seguridad”, así lo aconsejan, ante la posibilidad de que la presencia de deportistas israelís pueda ser motivo de atentados árabes como el cometido en los JJ.OO. de Munich-1972. Aunque esta es la excusa, digamos “oficial”, realidad es que, sencillamente, Israel ha sido vetado por los países árabes de la A.G.F., amenazando con boicotear los Juegos y la propia organización continental, si Israel continua participando en los Juegos Asiáticos. Mientras, el C.I.O., una vez más, y van...., opta por inhibirse, declarando que solo se trata de un problema “interno” de la A.G.F.
 
La novena edición, 1982, se disputa en Nueva Delhi y queda señalado por el retorno de la China Continental (o Comunista) a una manifestación deportiva de ámbito mundial (aunque algunos de sus deportistas ya habían participado en alguna edición de las Universiadas, una competición bastante fuera del ámbito olímpico, que casi siempre ha ido “a la suya”), después de que el año anterior fuera admitida su reincorporación al C.I.O., del que, recordemos, había sido expulsada, diecinueve años antes, a raiz de los hechos de Djakarta-1962. Digamos que los deportistas chinos conquistan un lugar entre los mejores, dominio que se acentua en la siguiente edición, Seul-1986, y todavía más en la décimo-primera, Beijing-1990, que se disputan con fuertes tensiones políticas internas, y una gran polémica internacional, debida al gran despliegue policial, fuertemente criticado en el mundo occidental, aunque con el visto-bueno del C.I.O., que parece más interesado en atraerse, ya de manera definitiva, el deporte chino hacia su órbita, que no de denunciar los numerosos abusos de los derechos humanos del gobierno chino, derechos, digamos “de pasada”, no siempre respetados en otros países que también forman parte del movimiento olímpico, de lo que se aprovecha el máximo organismo olímpico para defenderse de estas acusaciones, haciendo ver que no a él a quien corresponde defenderlos.
 
En las siguientes ediciones se va a poder ver, en cambio, un cierto descenso del dominio chino, debido, por una parte, al auge que el deporte va experimentando en países que hasta aquel momento habían estado sumidos en un clima de guerra poco menos que permanente (caso del sudeste asiático) y que ahora, poco a poco, van consiguiendo un poco de paz, mientras por el otro, se van endureciendo las medidas de control contra el dopaje, unas acusaciones que han ido aumentando desde la vuelta de los deportistas chinos al concierto deportivo internacional, y que, parece, con bastante razón.
 
La 12a. edición le corresponde organizarla a Japón, que lo hace en la ciudad de Hiroshima, 1994, mientras Bangkok organiza “su” cuarta edición, 1998; la siguiente, 2002, en Busan, Corea del Sur; el 2006 en Doha, capital de Qatar, mientras la última disputada, 16a. edición, lo hace en la ciudad china de Guangzhou.
 
45 países forman la “nómina” de la O.C.A. (Organización de Comités Olímpicos Asiáticos, organización que en 1982 substituyó la A.G.F., aunque tiene sus mismas funciones): Afganistán, Arabia Saudita, Bahrain, Bangladesh, Brunei-Darussalam, Bután, Camboya, China, China Taipeh, Corea del Norte, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong, India, Indonesia, Irak, Irán, Islas Filipinas, Islas Maldivas, Japón, Jordania, Kazakstán, Kirgizistán, Kuwait, Laos, Libano, Macao, Malasia, Mongolia, Myammar, Nepal, Omán, Pakistán, Palestina, Qatar, Singapur, Siria, Sri Lanka, Tadjikistán, Tailandia, Timor-Este, Turkmenistán, Uzbekistán, Vietnam y Yemen. Israel ya se ha dicho que fue expulsado en 1962, mientras Turquía nunca ha querido integrarse en su organización, mirando siempre más hacia Europa que hacia Asia, y ambos países disputan, hoy en día, la gran mayoría, por no decir toda, de competiciones europeas, y ninguna asiática.
 
Fuente: Guillem Alsina

Volver

© 2014 Todos los derechos Amigos de la Natación.

Haz tu página web gratisWebnode