Mireia Belmonte sigue sorprendiendo

15.08.2014 21:24

Mireia Belmonte creció siendo una excelente estilista, aunque los que la conocemos desde sus inicios, podemos asegurar que su mejor virtud es la lucha sin cuartel en cualquier circunstancia, una actitud ante la carrera, algo ocurre en su cerebro que transforma una gran ansiedad ante cualquier reto en una fuerza difícil de medir … y de parar.

                                                                            Van Rouwendaal, Isabelle Haerle y Mireia Belmonte en el podio de los 5 Km en aguas abiertad ayer en Berlín     

No han sido pocas las finales importantes, y no de tan calibre, en las que Mireia se agarrotaba, se aturdía hasta el punto de llorar y vomitar antes de nadar. Eran tiempos en que su cabeza no entendía bien los retos que ella misma planeaba. Una cara sonriente y confiada era el preámbulo a un gran seísmo en privado momentos antes de nadar, momentos duros para ella cuando perdía el mundo de vista sin saber si estaba preparada para esa final cuya presión solo era ella quien la imponía.
 
Con el tiempo llegó Fred Vergnoux quien poco a poco sintonizó con esa psicología especial que gobernaba la cabeza de Mireia en los momentos importantes, más allá de los entrenamientos exigentes, de la intensidad o los metros recorridos, llegados al momento de la verdad, cuando uno se juega una medalla de prestigio, juntos descubrieron un discurso, una psicología que permitió a Mireia perder ese miedo escénico infundado.
 
Ese discurso no sabemos cuándo terminará, desconocemos sus tramas, pero si sabemos que es exitoso y que aún abre nuevos caminos. El último de ellos tuvo lugar ayer en Berlín, en la prueba de 5 Km en aguas abiertas del Campeonato de Europa. Una prueba plagada de especialistas en el neopreno donde no es fácil dejarse sorprender.
 
Puede que el hecho de que fuera cronometrada facilitó las cosas a Mireia que se tiró con un bañador de piscina, sin neopreno. El agua bajaba revuelta y sucia y eso no era pasto fácil para alguien nada acostumbrado, y sin casi experiencia en la orientación y en este tipo de medio como Mireia, tampoco la temperatura ayudó mucho pero aún así Belmonte tuvo claro que si estaba allí era para conseguir el máximo de ella, sabemos que fue a exprimirse sin pensar en nada más que en rendir lo máximo posible y de ello sacó una excelente medalla de bronce.
 
Hace años que escribo sobre natación, aunque menos en los últimos meses, y he tenido la oportunidad de evaluar a muchos nadadores, mejor dicho, de analizar su rendimiento, y debo decir que Mireia me sigue sorprendiendo, aunque cada vez menos puesto que conociendo su casta, veo que ha llegado a un nivel de madurez suficiente como para afrontar sin angustias cualquier reto que se proponga. El europeo de piscina está a las puertas y Mireia apunta a protagonista.
RESULTADOS COMPLETOS: 84.33.37.145/berlin2014/index_webBerlin2014.php?s=OW
Fuente: Roger Torné, Amigos de la Nataciòn

Volver

© 2014 Todos los derechos Amigos de la Natación.

Haz tu página web gratisWebnode