Padres que se creen entrenadores

27.10.2014 10:02


En el post de hoy, me gustaría hablar sobre los padres que se meten demasiado en la actividad que practica su hijo. Este es un abanico muy abierto que envuelve prácticamente a todos los deportes.
Son muchos los casos que nos encontramos, alrededor del deporte, donde los padres se meten mucho en el trabajo del entrenador. Quizás no solo en el del entrenador sino, muchas veces, también con árbitros, jugadores rivales...
 
Hoy nos centraremos sobretodo en la figura del padre que intenta sustituir al entrenador:
Quién no se ha encontrado a un padre gritando a su hijo en un partido de waterpolo o de fútbol diciéndole: ¡Chuta, chuta!
Quién no ha visto a un padre en una piscina cronometrando a su hijo y exigiéndole, por delante del entrenador inclusive, que rebaje su tiempo, que nade de esa forma y no de la otra.
Quién no ha visto a la figura del padre/madre sometiendo a su hijo fuera de la actividad a mejorar haciéndole pasar de la diversión a la obsesión.
Son muchos los casos que nos encontramos a diario con estas situaciones. Yo, como entrenador, lo vivo en el día a día. En mi caso trabajo con niños/as de 5 a 8 años y muchas veces los padres te preguntan:         
¿Cómo ves a mi hijo/a?
¿Ha mejorada mucho mi hijo/a?
¿Le ves con futuro a mi hijo/a para seguir trayéndolo/a?
 
Estamos hablando que, con esa edad, no es necesario tanta obsesión, muchas veces intentamos inculcarles que ha esa edad de lo que se trata es de disfrutar, mejorar,…pero siempre pasándolo bien. ¡No debemos convertirlo en obsesión! Muchas veces les acabo contando mi historia en el mundo de las piscinas en general (natación, waterpolo, monitor) y todo lo que me he llegado a encontrar por el camino. Al final les acabo formulando siempre a todos la misma pregunta:
¿Qué preferís que vuestro niño/a sea muy bueno tan pronto y que a los 15 años lo acabe dejando? O, por el contrario, ¿preferís alargar su vida semi-profesional en el deporte y que la pasión por practicarlo le dure muchos años más?
Normalmente reflexionan y a muchos les acabamos cambiando el punto de vista que antes tenían equivocado. Es un cambio que al niño/a le favorece, pasa muchas veces de hacerlo por obligación de sus padres a practicarlo porque realmente le gusta.
La figura paterna lo que debería tratar de hacer es apoyar al 100% todo lo que haga su hijo/a y jamás poner en duda y/o cuestionar la figura del entrenador.
 
¿Hasta qué punto crees que el padre o madre debe meterse en el trabajo del entrenador y en casa presionarle como muchos hacen? ¿Crees que nuestro hijo/a lo agradecerá? ¿Crees que esta conducta es debida a un fracaso en los éxitos del padre y trata de que su hijo consiga lo que él jamás pudo conseguir?
Comentad a qué casos os habéis enfrentado,
 
SALUDOS 
Fuente: Marc Cortés https://www.swimia.es/

Volver

© 2014 Todos los derechos Amigos de la Natación.

Crea una página web gratisWebnode