¿Puedo ser nadador?

29.10.2014 05:22


Cada vez más y a consecuencia de otros deportes, hay gente que se pregunta si puede ser nadador/a a nivel amateur o incluso, porque no, a nivel federativo. Para toda esta gente solo tengo una respuesta muy rotunda: ¡SÍ!
Para ser un nadador no se necesita nada más que tres cosas muy importantes que debemos tener en mente:
1. Ilusión: por lo que vayamos a realizar a diario.
2. Fuerza: tanto física como psíquica en esos momentos que costará más aguantar.
3. Constancia: siendo esta última la más importante para alcanzar nuestros éxitos.

Sí que es verdad que si nos paramos a pensar serán muchas más las palabras que nos liguen a este bonito deporte, pero la verdad es que todo está en la cabeza y donde queremos llegar. Sobre todo no podemos empezar aspirando a lo más alto, mi consejo siempre es que nos vayamos marcando metas asumibles para poder estar motivados y, cada año que vayamos pasando, nos vayamos superando cada vez más (tanto en distancia, en rebajar tiempos,…).
 
Ponerse desde un principio metas muy altas puede acabar en fracaso y en dejadez. Todos tenemos un punto de ambición que nos lleva a pensar siempre en objetivos muy elevados pero no debemos alejarnos jamás de la realidad. Nuestras metas, objetivos, retos… deben estar siempre relacionados con el número de entrenos, el tiempo que llevamos practicando el deporte, tiempo que podemos invertir a diario para entrenar… está todo unido, es decir, yo jamás podría aspirar a finalizar una prueba de 10km en mar abierto sin antes haber preparado y competido en pruebas más cortas. Mi consejo es empezar por las distancias más cortas y una vez alcanzadas esas metas ir aumentando el volumen de metros por entreno, el número de entrenos y cada vez ir aspirando a más y más.
 
Llevo muchos años en este mundo y he tenido la oportunidad de conocer mil historias diferentes de nadadores, a continuación expondré diferentes casos:
1. Está el nadador que cuando es muy pequeño, lo machacan porque le ven cualidades y antes de que llegue a los 16 ya lo ha dejado porque no puede más.
2. Tenemos el nadador que lo hace bien, pero en casa lo siguen machacando con entrenos, tiempos, ritmos (padres que tratan de hacer de entrenadores).
3. Nadadores que, cuando son pequeños, se van defendiendo pero no destacan. Nunca les han exigido mucho y, cuando llegan a la adolescencia, pegan el cambio y empiezan a rendir a alto nivel.
4. También hay nadadores que han empezado más tarde, casi en la juventud, pero les ha enganchado y poco a poco se han ido colocando en competiciones a nivel nacional.
5. Por último, gente que practicaba otro deporte como puede ser fútbol, atletismo... y que un día se propone hacer un triatlón, se prepara un poco el tramo de la natación, se engancha y acaba haciendo más competiciones de piscina y aguas abiertas que realmente lo que buscaba en un principio.
 
Qué quiero explicarte con esto, que no se trata de la edad que tengas, no se trata del deporte que practiques, no se trata del trabajo que tengás... de lo que se trata es de disfrutar con lo que hacemos y lo que nos motiva el día a día. En nuestro caso, lo que nos une es la natación o los deportes acuáticos y, si nos gusta, lancémonos a la piscina (nunca mejor dicho) :)
Solo se trata de planificarse:
1. Qué días puedo entrenar.
2. Qué piscina me queda más cerca de mi entorno esp.swimia.com/piscinas-en-venezuela/
3. Qué quiero conseguir y hasta donde quiero llegar
 
Así que todos a ponerse el bañador y al agua, que este mundo de la piscina está abierto a todos los públicos.
¿Qué te ha parecido este primer artículo? ¿te interesa este tema? ¿te sientes identificado? ¿te gustaría que tratara algún aspecto concreto en otros posts? ¿cuál es tu experiencia al respecto?
Queremos conocer tu opinión. Déjanos tus comentarios en la parte inferior y comparte este artículo en redes sociales si te ha parecido interesante.
¡Gracias!
Fuente: Marc Cortés swimia.es

Volver

© 2014 Todos los derechos Amigos de la Natación.

Haz tu página web gratisWebnode